La Diputación Foral de Álava y los ganaderos de Izki colaboran para lograr una gestión sostenible del parque

(Vitoria-Gasteiz, 9 de octubre 2012). Responsables del proyecto LIFE PRO-Izki han celebrado en el Parketxe de Korres un taller con los ganaderos que utilizan terrenos del parque de Izki como pasto para su ganado. Dado que la actividad ganadera en este espacio puede comprometer su estado de conservación, en este taller se han puesto en común los intereses de todos para lograr que todas las partes compartan los objetivos de conservación que persigue el proyecto LIFE.

El proyecto europeo LIFE+ PRO-Izki, financiado por la UE y por la Diputación Foral de Álava, es una apuesta por la restauración y la conservación a largo plazo de este espacio natural y las especies que habitan en él. Dentro de las acciones recogidas en este proyecto, tienen especial importancia aquellas dirigidas a lograr que la población y las entidades locales se impliquen y se conciencien sobre la necesidad de lograr una gestión sostenible de los recursos del parque.

En este marco se encuadra el taller celebrado ayer en el Parketxe de Korres, en el que responsables del proyecto se reunieron con ganaderos de la zona para explicarles los objetivos que se persiguen con esta iniciativa. Izki debe ser un espacio para todos y es necesario incorporar en la gestión del monte tanto la conservación natural de sus hábitats como los intereses culturales, sociales y económicos de zona o los usos que se han desarrollado tradicionalmente: ganadería, obtención de madera, producción de miel…

Entre las acciones del proyecto se encuentra la creación de nuevos puntos de agua en el seno del marojal de Izki. Esta iniciativa se pone en marcha para favorecer el asentamiento de las poblaciones de murciélago de bechstein, una especie en peligro de extinción que requiere de puntos de agua durante su reproducción en verano. También serán beneficiosas las nuevas charcas para la rana ágil, un anfibio forestal que mantiene en Izki una de las mejores poblaciones ibéricas.

Teniendo en cuenta que esta zona es un lugar de extendido uso ganadero, es posible que estos puntos de agua fueran utilizados como abrevadero de ganado, poniendo en riesgo la calidad del agua y la regeneración por semilla del marojal, puntos clave en la conservación a largo plazo del ecosistema. En el taller de ayer se informó a los ganaderos de cómo va a afectar la creación de las balsas a su actividad. En algunos casos, éstas se vallarán para que no pueda acceder el ganado, pero se construirán en sus cercanías abrevaderos de fácil acceso y uso para los rebaños.

Nota de prensa