Las gentes de Izki

La Montaña alavesa cuenta con una gran variedad de pueblos de notable entidad y singularidad, que han mantenido su sabor añejo y tradicional. Sus habitantes, dedicados tradicionalmente a la ganadería, han mantenido un entorno de una gran riqueza ecológica, abierto a todos y todas.

La producción de miel, la caza, la artesanía, el aprovechamiento sostenible de madera o la recogida de frutos y de setas son actividades inherentes a Izki y a la montaña alavesa. Sus gentes han sabido fomentar la identidad cultural de su comarca y cohesionar su tejido social. Cada uno de los habitantes de Izki se siente unido a sus montes, su naturaleza y sus tradiciones, siendo verdaderos abanderados y defensores de un estilo de vida y un patrimonio natural y cultural único.