Marojal

9230. Robledales galaico-portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica.

En Izki

Este bosque caducifolio de tendencia marcescente es el hábitat más característico del Izki, donde ocupa una posición central en el espacio y se extiende sobre unas 3.630 ha, el 40% de la superficie del lugar.

En Izki, el marojal exhibe un grado de conservación aceptable, especialmente en aspectos referidos a superficie, funciones ecológicas y conservación de especies. No así la estructura del bosque, ya que las clases de edad no están óptimamente representadas, fruto de gestiones pasadas. Como consecuencia, el bosque presenta, en gran parte de su extensión, un aspecto más bien homogéneo formado por multitud de fustes de escaso diámetro, con un sistema radicular añoso que resta vigor al marojal.

En la actualidad los principales usos que se desarrollan en estas masas son la obtención de leñas en suertes foguerales (labor que es aprovechada para realizar simultáneamente un resalveo silvícola) y el pastoreo extensivo, principalmente de ganado vacuno.

Las perspectivas futuras de este tipo de bosque no son claras, dado que se está produciendo una progresiva sustitución de este tipo de bosque por hayedo.

Refugio de biodiversidad

El marojal, marojar, melojar o rebollar, es un hábitat boscoso dominado por Quercus pyrenaica, que incluso en sus fases más maduras tiene un sotobosque bien iluminado y diverso.

Este hábitat está bien representado en el País Vasco, siendo los montes de Izki el lugar donde se encuentran las masas más extensas y mejor conservadas.

Algunas especies de flora amenazada en la CAPV aparecen en el seno de estos bosques, como es el caso Ilex aquifolium, Narcissus grupo pseudonarcissus y Halimium lasianthum subsp. alyssoides.

En cuanto a fauna, da cobijo a especies que son objetivo de conservación de este proyecto como Dendrocopos medius, Rana dalmatina y Myotis bechsteinii y otras que se verán favorecidas por el mismo, como Lucanus cervus, Accipiter gentilis, Caprimulgus europaeus, Glis glis, Martes martes y Felis silvestris.