Caracterización de las poblaciones de pico mediano y recreación de estructuras boscosas adecuadas

En qué consiste

Durante los dos primeros años del proyecto se va a realizar un censo pormenorizado de individuos de pico mediano y un inventario de cavidades en uso y abandonadas. El radioseguimiento de individuos previamente capturados y marcados, permitirá tanto aproximar la selección del hábitat a diferentes escalas (paisaje, parcela, árbol), como averiguar qué factores gobiernan la demografía de la población.

Una vez establecidas la dinámica poblacional y las características del hábitat, se realizarán labores selvícolas para recrear las estructuras boscosas adecuadas para la nidificación y alimentación del pico mediano y se valorará la validez de estas actuaciones en base a la ocupación por nuevas parejas de picos medianos.

Por qué se realiza

Aunque se estima que la población de pico mediano en el marojal de Izki representa un buen porcentaje de los efectivos peninsulares, hasta la fecha no se ha realizado un estudio exhaustivo del número de individuos, ni se han caracterizado los árboles que prefiere para anidar. Tampoco se conoce su ecología espacial ni se dispone de una caracterización del área de trabajo que permita identificar heterogeneidades y rodales en función de la favorabilidad para la especie.

De cara a favorecer la expansión del pico mediano por todo el marojal de Izki es necesario incluir en la gestión del lugar, criterios ecológicos para una selección positiva de determinados árboles, en base a especie, tamaño, estado fitosanitario, etc.