Mejora del estado de conservación de los enclaves higroturbosos

En qué consiste

Se van a realizar dos tipos de actuaciones. Por un lado se van a crear pequeñas zonas de exclusión del ganado para valorar la evolución de los enclaves higroturbosos sin la presión ganadera, ya que un exceso de la misma podría estar comprometiendo la permanencia de estos hábitats al aumentar la eutrofización, eliminar la estratificación y remover en exceso el suelo. Sin embargo, un pastoreo moderado contribuye a mantener la dinámica y diversidad de nichos y microambientes.

Por otro lado, se va a proceder a la germinación en banco de germoplasma, de semillas de Rhynchospora fusca recogidas en el trampal de Galbaniturri, al oeste de Izki, para su posterior reintroducción en dos pequeñas zonas se desarrolla una comunidad propia del hábitat 7150, pero sin la presencia de esta especie. Todo ello con el fin de aumentar la superficie de este hábitat y minimizar su vulnerabilidad.

Por qué se realiza

En Izki se ha detectado que algunos de los enclaves higroturbosos del 7140 y 7150 presentan un estado de conservación inadecuado, presumiblemente por un exceso de la presión que ejerce el ganado que pasta en esas zonas. La creación de zonas de exclusión permitirá conocer los efectos que la actividad ganadera puede tener en la dinámica de estos ambientes y en el mantenimiento de sus especies.

Por otra parte, la elevada vulnerabilidad del hábitat 7150 y de Rhynchospora fusca en Izki ante cualquier eventualidad, explica el esfuerzo necesario para reforzar la población de una especie que caracteriza al hábitat, en un enclave aparentemente apto para su desarrollo.